10 reglas para hacerse famoso en el mundo musical

¿Harto/a de que tú, tu música o tu banda no sea conocida por casi nadie; de formar parte de la escena “undergroundpor los siglos de los siglos; de no poder ganarte la vida con la música y tener que currar en muchas otras cosas…?

¡No te preocupes, aquí tienes la solución! Tan sólo deberás seguir cualquiera de los siguientes puntos, consejos, reglas, menstruaciones o como quieras llamarlo. Y en cuestión de pocas décadas, ¡tu música será mundialmente famosa! ¿No es increíble?

Atiende atentamente entonces :)

Disclaimer: Esto es sólo puro humor absurdo, aun teniendo su parte de crítica o moraleja. Así que nadie debe tomarse nada de esto totalmente en serio :P

Lista de métodos para lograr la fama:

Punto 1: ¡Olvídate de hacer buena música! Si quieres triunfar como músico debes centrarte en hacer lo que “está de moda” o lo que puede gustar al mayor número de gente posible.

Experimentar, innovar o hacer lo que a uno mismo le gusta… todo eso es cosa de frikis. Con eso no se gana pasta, ni tampoco apenas fama.

Punto 2: Gástate un montón de dinero pagando a los “grandes” medios de difusión para que te hagan la pelota públicamente; ya sea escribiendo reseñas súper-positivas, poniendo un banner enorme en su página web, comentando en la radio lo bien que lo haces, lo buena que es tu música y opcionalmente lo “guapo/a” que eres.

Los medios que no cobran ni aceptan obsequios, y que prefieren apoyar a las bandas y músicos que realmente les gustan, son cosa de frikis. Allí tu música no llegará a ninguna parte.

Punto 3: Búscate colaboraciones ajenas de gente famosa para tu disco, preferiblemente para el single promocional de adelanto, y preferiblemente en las voces. Algunos de los personajes más frecuentes y recomendables para esto a nivel nacional son Leo Jiménez y Sherpa.

Probablemente no se diferencie mucho a lo que hace el vocalista de la banda o cualquier otro de los integrantes, o ni siquiera aporte gran cosa al tema o temas en los que colobora. Pero la publicidad es lo que cuenta. Con sólo ver el nombre de alguien famoso junto al “feat. nombre“, ya tendrás tu horda de nuevos fans garantizada.

Punto 4: Págate un estudio de grabación, masterización, etc lo más caro y prestigioso posible (o lo más caro que te puedas permitir). Y cuenta públicamente la pasta que te has dejado en ello. Probablemente no suene mucho mejor de lo que puede sonar en un estudio más baratillo, pero de nuevo la publicidad es lo que cuenta.

La mayoría de críticas y menciones en los medios seguramente se centrarán en esa gran inversión económica al hablar de tu música. Y eso le pone mucho a la gente, independientemente de que la música y la composición en sí pueda ser buena, mala, regular o del montón.

Punto 6: Si alguna vez decides viajar a algún país del extranjero, aunque sólo sea para pasar las vacaciones o ver a tu familia y amigos de por allí, aprovecha bien la ocasión. Búscate algún festival o concierto de aquel país, aunque debas pagar o sobornar a alguien para ello. Si es como teloneros de una banda famosa, mejor aún.

El resto de la gente no debe saber que realmente vais allí a pasar las vacaciones. Debe parecer que vas a propósito, porque “os han llamado” para tocar en algún ‘festi‘ de por allí. ¡Vas a fardar un montón de haber tocado por ahí fuera!

Punto 7: Las fotos promocionales de los integrantes de la banda (o de ti mismo/a en solitario) son muy importantes. Para mucha gente será probablemente lo primero que vean antes de escuchar algo. Y ya sabes: todo entra por los ojos, incluida la música.

Así que debe de estar todo bien montado: con un buen fotógrafo, un buen maquillaje, luego un buen retoque fotográfico… No importa si en situaciones normales esa misma gente resulta desagradable a la vista, o simplemente gente del montón. Para esas fotos debe de estar todo el mundo bien ‘mono/a’, como si de una pasarela de modelos se tratase.

Punto 8: Invéntate todo tipo de opiniones e historias para dar buena imagen ante el público. Esto es muy importante cuando aún no ha sido alcanzado un mínimo de fama; luego ya da igual, pues muchos ni se acordarán de las mentiras e hipocresía anterior.

Por ejemplo, muéstrate abiertamente en contra del sucio modelo de negocio de las discográficas y grandes promotoras, con lo cual atraerás a mucha gente y tu buena -y falsa- fe te llevará a que montones de medios no-lucrativos te hagan publicidad gratuita masivamente. Pero si alguna de esas grandes empresas ultra-comerciales te ofrece un buen pastizal, ¡no te lo pienses y acepta la oferta!

Punto 9: Siguiendo el ejemplo anterior sobre las falsas opiniones e historias para quedar bien, no olvides también hacer hincapié en cuestiones éticas o ideológicas que puedan dar buena imagen ante algunos colectivos o causas. Esto puede ser aplicado también a la música y la temática de sus letras.

Por ejemplo, haz temas cuyas letras critiquen al capitalismo, a la sociedad, al sistema, al McMurder, al PePito… Da igual si luego tu gran ánimo de lucro contradice lo que dicen tus letras. Tampoco olvides mencionar cualquier otra ideología o filosofía de vida que llame la atención, como por ejemplo mostrar un apoyo al veganismo, posicionarte contra la iglesia católica, repudiar la violencia de género, etc.

Todo eso suele funcionar muy bien en géneros como el punk y el rap. Y con ello tienes garantizada la publicidad gratuita, masiva y de buena fe por parte de miles de ‘perroflautas’ y activistas. Da igual si todo esto contradice tus propias acciones, o si tu verdadera intención es forrarte y no la de difundir todas estas nobles y necesarias causas.

Enlatar ideas y pensamientos no suele funcionar mucho en cuanto a difundir ética y conciencia. Pero como método publicitario y lucrativo puede funcionar muy bien si se sabe aprovechar. Paz y amor, ¡y los billetes de 500 euros pal’ salón!

Punto 10: Haz todo el ‘spam‘ (publicidad) posible en todos los sitios web y blogs posibles, en todos los perfiles y páginas de redes sociales posibles, a todas las direcciones de correo posibles, etc. Ni siquiera te molestes en perder un minuto en mirar un poco por encima cada uno de los lugares donde dejas tu publicidad masiva.

Da igual que no tenga apenas relación con tu tipo de música o lo que ofreces, o que pueda resultar una molestia para alguien, o que incumplas alguna norma del lugar donde ‘spameas‘, o lo que sea. ¡A ‘spamear’ sin pensar ni parar! La ética y los escrúpulos son para tontos y frikis.

Fin del artículo

Si tras años, lustros o décadas de seguir al pie de la letra estas reglas ya has conseguido la fama, acuérdate de hablar de Metal-Libre.org y este artículo que tanto te ayudó :P

PD: La imagen del “Tux profesor” está hecha por linuxgirlie, como logo para el proyecto escolar GNU/Linuxero Karoshi.

post/entrada anterior y siguiente

4 comentarios en 10 reglas para hacerse famoso en el mundo musical

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. interesante las reglas, mas me impresiona la regla nro 9

  3. No Voy A Hacer Ninguna De Esas Mierdas Por Lo Menos La Mayoria No Eso Es De Vendidos De Giles Y De Mierdas Yo Con Mi Banda Voy A Ser Famoso Haciendo Lo Que Me Gusta El Punk Rock Papa Cuando Veas El Nombre Maxy Godoy En Todos Lados En Unos Años Te Vas A Acordar De Este Comentario De Mierda
    Chau Nos Vemos En La Tele
    01/03/2014 5:43 Am Gays Nos Vemos

    • Maxy, esta entrada es puramente sarcástica, no es algo que deba tomarse en serio. Creía que estaba ya bien claro. La idea no es dar consejos sobre cómo hacerse famoso, sino criticar la situación que hay en este mundillo de la música y las formas tan poco éticas y coherentes en que algunos consiguen llegar lejos en esto.

      Ah, y si realmete piensas hacerte famoso, te recomiendo empezar por tener una buena comprensión de la ironía y por escribir bien las mayúsculas y minúsculas ;).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>